Conócenos

Somos la cuarta generación de artesanos panaderos en la familia Coronado. Nuestras raíces se remontan a 1920 cuando nuestros bisabuelos, Marta y Juan, fundaron la primera panadería familiar en Villamanrique, Ciudad Real.

Hace ya 50 años, en 1969, parte de la familia Coronado Jiménez se trasladó a Valdepeñas. Aquí abrió el horno tradicional de Coronado que conocemos hoy en día. Su prioridad, la misma que seguimos manteniendo la nueva generación, elaborar un producto natural y artesano de calidad, sin dejar a un lado la innovación y adaptándonos a los nuevos tiempos.

Cada madrugada, a eso de las dos, cuando la mayoría del mundo descansa, los panaderos de Coronado empiezan su jornada. Y es que no puede ser de otra forma, la masa madre espera para incorporarse a las nuevas masas del día. Para conseguir un producto de calidad y natural el pan necesita sus tiempos de reposo y fermentación y, por supuesto, el ‘agrio’, como se conoce en el argot panadero a la masa madre. De esta forma se consigue un pan con aroma, aspecto y sabor inconfundibles.

Hoy en día contamos con más de 30 variedades de pan artesano que se elaboran diariamente y productos de cochura tradicional que elaboramos en nuestro horno de leña. Su base de piedra y su bóveda consiguen una humedad y un reparto de la temperatura idóneas para su cocción, consiguiendo una corteza crujiente y una miga esponjosa.

Todo esfuerzo tiene su recompensa. Por eso en Coronado podemos presumir de ser la primera panadería de toda la Comarca del Campo de Montiel.

Desde la familia Coronado agradecemos de todo corazón la confianza depositada en nosotros a los vecinos de Valdepeñas y Comarca.